blog

EL HOLANDÉS ERRANTE. Día 29 de septiembre, 20.30 horas

volver

Día 29 de septiembre, 20.30 horas
“EL HOLANDÉS ERRANTE”
(“Der Fliegende Holländer”)

Richard Wagner.
Estreno, 2 de enero de 1843
Versión Dresde. Ópera en Concierto.

Holandés.- Alexander Krasnov (barítono)
Daland.- Richard Wiegold (bajo)
Senta.- Maribel Ortega (soprano)
Erik.- Eduard Martynyuk (tenor)
Mary.- María L. Corbacho (mezzosoprano)
Timonel.- Moisés Marín (tenor)

Coro Orquesta Sinfónica de Galicia (director, Joan Company)
Real Filharmonía de Galicia.
Dirección Musical.- Paul Daniel

Coproducción Amigos de la Ópera de Vigo, Amigos de la Ópera de Santiago y Real Filharmonía de Galicia

PRECIOS ENTRADAS: a la venta desde el 1 de julio de 2018.

Butaca y anfiteatro central.- 35,00 €
1er anfiteatro.- 30,00 €
2º anfiteatro.- 25,00 €
3er anfiteatro.- 20,00 €
2º y 3er anfiteatro visibilidad reducida.- 15,00 €
SOCIOS DE AAOV.- 20% DE DESCUENTO sobre los precios antes reseñados.

VENTA DE ENTRADAS: Taquilla teléfonica 902 504 500 y www. Ataquilla.com

ARGUMENTO

Sobre el capitán de un barco holandés pesa la maldición de vagar incesantemente por los mares, teniendo sólo una tregua de un día cada siete años. Si en ese día consigue el amor de una mujer, será redimido de su castigo.
La ópera empieza con una gran tormenta, y el noruego Daland está con su barco a la deriva, con la tripulación agotada y temerosa por el estado del mar. En ese momento se acerca a ellos un barco fantasma: el barco del holandés errante. Daland aborda el barco y ve las riquezas que el holandés tiene en él. El capitán le pide hospitalidad, y cuando oye hablar de Senta, la hija de Daland, le pide su mano, que éste le concede por codicia.
En casa de Daland, Senta y otras muchachas están hilando. Senta está obsesionada por la leyenda del holandés errante. Erik, su prometido, anuncia la llegada de dos barcos. Cuando toman tierra, Senta reconoce de inmediato al holandés y proclama su disposición a salvarle de su condena. Erik le recuerda a Senta que están prometidos, conversación que oye el holandés, que no quiere que la muchacha rompa su promesa y se prepara para zarpar nuevamente. Senta, consigue escapar de los que la retienen y se tira al mar. En ese momento, los espíritus de la joven y el del holandés, ya redimido por amor, ascienden juntos al cielo.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información. Aceptar